Más temas

Boca Juniors

Boca

Tiempo al tiempo: por qué Boca no se desespera por cerrar refuerzos

@Goales

El Xeneize diagrama el plantel que pretende tener para afrontar la Copa Libertadores 2018 y, para ello, aprovechará los dos mercados de pases.

Todavía no se cumplió una semana de que haya terminado el campeonato y Boca, que todavía festeja el título, ya piensa en refuerzos. Guillermo Barros Schelotto y Daniel Angelici ya tuvieron una reunión en la que diagramaron en dónde poner las energías y, naturalmente, la plata en las próximas negociaciones. Y mientras los otros cuatro grandes tomaron la delantera a la hora de incorporar caras nuevas, en Casa Amarilla eligen no entrar en ese apuro.

Los casos de River, Independiente, Racing y San Lorenzo son diferentes al del Xeneize. Ellos deben afrontar la Copa Libertadores y la Sudamericana, por lo que sus urgencias nacen desde la necesidad de reforzarse para seguir en la pelea y, además, reemplazar a las eventuales bajas. La postura del club de La Ribera es bien distinta: el gran objetivo para lo que queda del 2017 estará puesto en potenciar a un plantel ya consagrado.

Para los Mellizos, este será un mercado de pases largo. Apurar las negociaciones no será beneficioso para la institución, confían puertas adentro de La Bombonera. "No nos apura nadie. Nosotros tenemos tiempo", aseguran los drigentes. El equipo volverá a los trabajos de pretemporada a mediados de julio, por lo que serán tres semanas para aprovechar y llegar a un acuerdo con cada uno de los futbolistas que pretende el entrenador. 

Es por eso que la prioridad está puesta en aquellos nombres posibles y no en ilusiones que dependarán más de deseos externos que de posibilidades internas. La continuidad de Darío Benedetto fue la primer solución gracias a un ofrecimiento de una mejora en su contrato. Por otro lado, apuntan a negociar por Jonathan Silva y Ricardo Centurión, por quienes Sporting Lisboa y Sao Paulo ya comunicaron que, si los quieren, deberán comprarlos. Y si de nombres nuevos se trata, el pase de Paolo Goltz ya está casi definido y solo resta que el defensor regrese de sus vacaciones para que se haga la revisión y firme el contrato. Por Guido Pizarro todavía no hubo ninguna oferta aunque las charlas con Tigres y el jugador están avanzadas, mientras que los demás nombres que se manejan de la mitad de la cancha para arriba dependerán de que Zenit finalmente ponga la plata por Cristian Pavón.

Pero más allá de aquellas incorporaciones que puedan cerrarse ahora, el foco también estará puesto en sentar las bases para aquellos por los que irán a buscar en enero. Es cierto que esta es la ventana más fuerte, ya que es, primero, el comienzo de la temporada tanto en Europa como, ahora, para Argentina, sino que, además, en enero tendrá un límite de incorporaciones que ahora no tiene. El sueño del regreso de Carlos Tevez es uno de los frentes que Angelici tiene abierto para volver a reforzar a una plantilla que buscará asentarse todavía más en los próximos seis meses.

Comentarios